viernes, noviembre 30, 2007


PATAGONIA – EL OCTAVO VUELO

Imágenes y recuerdos explotan en nuestras mentes cual espectáculo pirotécnico


Ante el arrebatador torrente de desordenados recuerdos de lugares, personas y circunstancias que durante un mes hemos vivido recorriendo parte de la costa Atlántica de la Patagonia, ahora mismo es muy difícil encontrar las palabras…la imagen…

Esta entrada es fruto de este “estado mental” asi que…vamos allá:

Abrimos con Los Miradores de Darwin…impresionante lugar con hermoso nombre que bien podría ser uno de tantos símbolos que sintetizan la mezcla de historia y extraordinaria naturaleza que nos tiene “cautivos” y nos lleva si o si, una vez más, a Patagonia.


Península Valdés, Camarones y Caleta Sara, Puerto Deseado, “solo tres destinos”, con un sinfín de rincones y momentos que nos han vuelto a cautivar mientras parte de nuestro corazón estaba en la Cordillera, acompañando el “devenir de la vida” de dos personas muy queridas a las que las circunstancias nos impidieron volver a visitar.

Patagonia, tierra de bellos paisajes continentes de una fabulosa y siempre cautivante naturaleza.

Pero…Patagonia “es” también las personas, los viejos amigos, gente generosa con la que seguimos contrayendo una impagable deuda de amabilidad y a la que siempre nos gustará reencontrar. Y también los nuevos conocidos, humanos con los que hemos compartido experiencias y vivido momentos inolvidables.

"Quien se apura en Patagonia pierde el tiempo"

No hubo prisa, pudímos disfrutar con tiempo de ballenas...

…y pingüinos


Aves que no vuelan...


Y de las que vuelan.


Volvimos a visitar a los Guanacos.

Nos recibieron tranquilos, descansando sin prisas ni temor…

Es sin prisas cuando en Patagonia las sorpresas se suceden en forma de inesperados encuentros, con humanos y con…


El sol de atardecer en Caleta Sara se refleja en los ojos de este elefantito que buscó unos minutos de descanso…


Sin prisas volvimos a recorrer los caminos de la historia “moderna”


Mientras el sol de poniente iluminaba “las catedrales del progreso”…convertidas en mudo tributo de “modernos tiempos pasados”. Ejemplo de “globalización” que facilitó la tragedia…el exterminio de nuestros congéneres.

Hubo “otros tiempos pasados”…

El de los legítimos propietarios de Patagonia, una tierra que les fue robada y que hoy para vergüenza de nuestra especie ven el recuerdo de su cultura enmudecido y desparramado sin respeto.


Esto también es la Patagonia…la pasada


Y la presente…

Vida y muerte, en muchos casos siempre con un denominador común que apunta a los que andamos parados a dos patas…

No es solo un ballenato muerto

En Península Valdés está ocurriendo algo grave…más de setenta ballenas han muerto este año, buen número de los ballenatos nacidos esta temporada no han sobrevivido…¿a la contaminación?


No hace falta que la ayudemos más…la naturaleza se basta sola para crear tragedias

Tafor, hermoso lugar que emana sufrimiento en forma de huesos blanquecinos y pieles momificadas de más de cuatrocientas ballenas piloto varadas en un hecho aún hoy inexplicado.


Es por los caminos de Patagonia que quienes la visiten con respeto hallarán las dos caras de una tierra sin parangón.


Desde esta nuestra mesa del imaginario Café de Patagonia, les invitamos nuevamente a recorrer juntos algunos de sus hermosos rincones llenos de vida.


A disfrutar de sus enormes espacios, donde la soledad vestida de belleza inunda nuestros espíritus…

Otra vez de vuelta, reciban un saludo de…

El Guanaco Volador.

5 comentarios:

Sureando dijo...

Se les extrañaba. Han regresado con magníficas vistas de las que gozaremos a la distancia.
Esta primera entrada da cuenta de ello.
Bienvenidos a este mundo virtual que la amistad hace que sea casi real.

Gerardo González García - triplege - dijo...

Como siempre tus fotografías remecen, la vida y la muerte, la naturaleza en todo su esplendor y la mano del hombre en todo su horror.

Danka dijo...

¡Que manera de extrañarlos!. Gracias por las bellas palabras que acompañan las magníficas fotografías. ¡Cómo se nota el amor a nuestra Patagonia!.Si Dios quiere, nos juntaremos en el Café Patagonia real en octubre de 2008 y disfrutaremos juntos el aroma del ciprés. Un abrazo grande para ustedes.

Matvi. dijo...

Bienvenidos, Guanacos. Magníficas imágenes, como siempre. ¡Cuantas más estarán juntando, para deleitarnos durante el año!

Pamela dijo...

Bienvenidos de vuelta al Café!!! besos voladores desde Montevideo!!!