martes, marzo 31, 2009


PATAGONIA – GIANELLA ESTER SAINI ARÉVALO

Ayer la tristeza cruzó el océano, ayer Gianella nos dejó.

Hoy, los alegres recuerdos se mezclan con la pena que sentimos por la pérdida de nuestra querida amiga. En todos los ámbitos de la vida mucho nos ha regalado Gianella, su amabilidad, su inteligencia y coraje, su fe y alegría, nos quedan a todos como legado de una gran mujer.

Les invitamos a leer algunas de sus palabras:

Estoy agradecida, especialmente porque he sentido el amor de Dios, de tantas personas, desde las más cercanas como mi esposo, hijos, padres, hermanos y por supuesto amigos…

En uno de sus correos nos escribe:

La red de amistad invisible que nos conecta es muy efectiva, se siente en el corazón…

Aprendemos de ella al leer:

Sigo en la capital, con tiempo para reflexionar, reorientar quehaceres que antes eran habituales y serán algo diferentes.... las prioridades cambian, el sentido de algunas palabras se profundiza, se tornan más reales y otras hay que transformarlas; paciencia, humildad, solidaridad, dependencia, entre las primeras; individualismo, autosuficiencia, orgullo y etc. etc. entre las que hay que cambiar.

Nos emociona:

Los aromas de hojas decadentes y sus colores que se van perdiendo a medida que avanza la estación, nos anuncian que debemos prepararnos para el frío y sus respectivos acompañamientos de humedad, bajas temperaturas, lluvias, vientos, escarcha....
Un abrazote patagón

Vale la pena compartir con ustedes una hermosa carta de Gianella que dice:

Familia querida, entrañables amigas y amigos:

El primer instante fue como un trueno que anuncia tormenta, escuchar datos, pruebas sobre una situación desconocida que sucedió sin esperarla, de la cual quise obtener repuestas razonables sintiendo un vértigo difícil de explicar.
Como lenguas de ventisquero desarmándose en esteros sobre los valles de mi querida región, millares de lágrimas desembocaron en los espacios de mi alma, tanteando la capacidad de soportar, adivinando la facultad de entender esta travesía donde la única elección válida es pensar en la vida aferrándose a lo divino y haciendo tangible el mundo espiritual.
Vislumbro una vía entre el cielo y la tierra, poblada de rostros amigos, de palabras esperanzadoras, de oraciones comunicantes, de sentimientos sublimes; ese es mi refugio y la fuerza que ustedes me están regalando para poder vadear el torrente del río con buen fin.
Mi gratitud es eterna, mi compromiso de salir adelante es la repuesta a toda la energía que he recibido de todos ustedes.

Que Dios les bendiga y a sus familias

Les quiero infinitamente

Gianella

Nuestras más sentidas condolencias para sus padres Alberto Saini y Claudina Arévalo igualmente para sus tres hijos, hermanos, familia y amigos.

Para su esposo y muy estimado amigo Nancho Ríos van nuestros besos y abrazos, hoy acompañados de lágrimas…pero también cargados de ánimos.

¡¡¡CORAJE DUENDE!!!

Y para ti querida Gianella, como siempre:

¡¡¡ AQUÍ VAN NUESTROS CUATRO BESOS Y LOS DOS GRANDES ABRAZOS!!!

4 comentarios:

Pamela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pamela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pamela dijo...

La noticia me ha golpeado enormemente, no pensé que no alcanzaría a conocer a Gianellita, más que a través del inmenso amor que su compañero Nancho le profesa.

Anónimo dijo...

Ya van casi 3 meses de la partida de esta terrena vida de mi(nuestra) maravillosa Gianellita, Armonía del Duende,ella está en cada una de las personas que la recuerdan...tengo mucha nostalgia, desazón, angustia y dolor en mi corazón, pero a la vez mi memoria está plena de su presencia, su amor, cariño, inteligencia, sus caricias, sus palabras de ánimo ante la desesperanza, su apoyo irrenunciable a sus mujeres del sector rural de su Patagonia querida, Sin Represas, su lucha responsable y frontal por la igualdad de los géneros....hermano querido, Guanaco Volador, saluda de parte nuestra a María y para tí y ella nuestros 4 abrazos y 8 besos...Gianella y Nancho.