martes, julio 28, 2009


PATAGONIA – RUMBO AL SUR

Volvemos a la actividad con un pequeño viaje en cinco imágenes, vamos camino del Café Patagonia…

Llevamos días deambulando…

La soledad es nuestra compañera


El silencio es la banda sonora…

No hay prisa, por estos lares dicen que quien se apura pierde el tiempo. Más tarde o más temprano llegaremos nuevamente a esa querida y extrañada tierra.


La jornada toca a su fin, hoy paramos a orillas del Lago Musters.

Nos vemos en el Café Patagonia.

9 comentarios:

Común dijo...

Hola!!!!!

El ruido del silencio, es la mejor melodía para mis oidos"

Un súper-abrazo de oso.

SUREANDO dijo...

Nos vemos en el café.
Este año ha sido de dolores... de cambios y ahora de mudanza.
Mucho para la calma patagónica a la que mi vida está acostumbrada.
Un abrazo grande y ojalá puedan regresar.

Matvi. dijo...

¡Bienvenidos nuevamente!

Danka dijo...

Mis queridos amigos; Hace más de cuarenta años, cuando llegué a vivir al Baker, solía visitar a un poblador que servía unos mates riquísmos.Acostumbrada a matear me llamaba la atención que los mates de don José nunca se lavaran y decidí preguntarle como los hacía. Me respondió lo siguiente" todo está en el agua, con la temperatura justa, usted debe "contemplarla" y cuando esté bien "contempladita", ahí entonces usted moja la yerba y va manteniendo el agua siempre "contemplada" a la misma temperatura: Entendí que se refería a "templar". Bueno, ahora con mucha alegría les digo a ustedes que tendremos en el Café Patagonia el agua bien contempladita para que podamos compartir unos ricos mates y una gran conversación para ponernos al día después de tanto silencio. No olviden que acá les esperan algunos libros y como siempre mucho cariño para ambos. Un abrazo.

Pamela dijo...

Se extraña el Café Patagonia! ¿haremos real ese sueño algún día? Un abrazo y un beso para cada uno de mis guanacos favoritos

Alberto dijo...

Por estos dias está bastante ruidosa la patagonia sur, sobre todo en las grandes ciudades. Claro que en El Calafate, solo hay que alejarse un poco de la avenida y ya todo vuelve a ser como antes: calma y silencio como para sentir tu propia alma...

ANZAGA dijo...

preciosa y dura tierra que un día espero conocer. Saludos desde la Mancha.

Teresa dijo...

Me presento, soy Teresa, y llevo un tiempo leyendo todo sobre el café patagónico.Hablando con Danka le dije que quería formar parte de ese café, desde tan lejos, España, pero soy una enamorada de esas tierras, que conozco en parte, y por alguna extraña razón todo lo que se refiere a la Patagonia allí estoy yo.
Sigo muy de cerca el blog Sureando, a vosotros a Danka en fin a todos.
Desde La Mancha espero ese café o mejor un buen mate.
Un saludo
Teresa
mi blog es WWW.loslibrosdeteresa.wordpress.com

Anónimo dijo...

teresa escribime pronto que te deseo mucho