martes, octubre 06, 2015















A PROPÓSITO DE UN NOMBRE

La inspiración está en la naturaleza. No es difícil encontrar un nombre.

Así responde en Twitter quien también se hace llamar Guanaco Volador.

Hola @correunpaso:

Totalmente de acuerdo ¡¡¡Ya lo creo que la naturaleza inspira!!!

De hecho este blog titulado El Guanaco Volador nació va a hacer diez años gracias a esa inspiración. Ahora resulta que hace un decenio “inventé una nueva especie” de la que ha aparecido un segundo ejemplar.

Alejandro, si tienes a bien leer esta entrada y eres tan amable, te agradecería entendieras por que al ver “otro Guanaco Volador en la red” me sienta muy incómodo.
Simplemente apelo a tu honradez de senderista y lector busquilla que escribe de cultura. Bastaría con cambiar el adjetivo


La naturaleza inspira… Guanaco Saltador, Trotador, Encantador como el que ven...

















Pero ¿usar el nombre Guanaco Volador...habiendo en la red alguien que ya lo tiene?

En todo caso, no me gusta ver que alguien usa el nombre que tomé como propio un día de noviembre del 2003 en el albergue Las Salamandras de Coyhaique charlando con Santiago Moras y Chus Parrilla

En su segundo Twitt dice:

No entiendo que quieres decir

Señor Alejandro Pino Damke:

Me llamo Jaume Fulcarà Pagès soy de Girona y desde el diciembre del 2005 soy el autor de este blog llamado EL GUANACO VOLADOR así como (junto con mi mujer) de todas las fotos que puedas encontrar con dicho nombre. Tengo un montón de testimonios que pueden dar fe de ello, aunque baste con mirar la fecha de mi perfil en el blog.

Te invito a echar un vistazo por las entradas antiguas para que compruebes que este es el trabajo de un aficionado absolutamente fascinado por LA NATURALEZA DE PATAGONIA en el que no vas a encontrar ninguna foto de nuestras caras (de ahí que me choque enormemente ver tu rostro entre mis fotos)


Lo máximo que verás son nuestras sombras que viene a ser la manera gráfica de definir la filosofía  de El Guanaco Volador. (Las del perfil se proyectaron solo unos minutos en Puerto Guadal)

En los diez años de andadura llegamos a confluir una decena de “personas con blog” en el imaginario Café Patagonia, (la mayoría compatriotas tuyos). Una de ellas es la Señora Danka Ivanoff Wellman escritora de Chile Chico que ha dejado un comentario en la penúltima entrada (Café Patagonia Es Conill) en el que define el sentimiento que me llevó a “molestarte por una tontería” (espero entiendas que para mi no lo es).

Puede que no sea difícil encontrar nombres pero en este caso a El Guanaco Volador llegaste tarde. No creo que la falta de un artículo (el) justifique lo que más bien parece y dicho con todo mi respeto,  un plagio (y más viniendo de un periodista)

Quiero pensar que muy probablemente tengamos ideas-principios- cosas en común. Si alguien, gracias a la naturaleza y de forma espontánea, llegó al término guanaco volador es que comparte muchas de las entradas de mi blog.

Gracias   


PD. Hasta hoy nunca había escrito mi nombre completo en El Guanaco Volador y hasta ahora no tenía cuenta en Twitter, ni tengo demasiadas ganas de perder el tiempo en ese formato. Por lo que si quieres que te aclare más sobre lo que siento como El Guanaco Volador, en about.me tienes mi dirección de correo.

Este es el twitt que le he mandado, me gustaría fuese el último.

TWITT

@correunpaso Gracias por contestar. Te ruego entres en elguanacovolador.blogspot.com he colgado una entrada dirigida a ti en la que intento explicarme.