viernes, julio 14, 2006


PATAGONIA – LUCAS BRIDGES Y EL BAKER

¿Quien hace la historia? ¿Quienes y cómo nos la cuentan?

¿Todo depende del cristal con que se mire?...

Estas preguntas rondaron por mi camélida cabeza tras leer el libro de Danka Ivanoff sobre Lucas Bridges. El libro de Danka te atrapa, tienes ganas de saber más de ese personaje a la par que su lectura abre las incógnitas del inicio esta entrega.

Conocer la zona del Baker es quedar rendido ante su belleza y a la vez conocerlo ayuda a respetar lo que hizo ese hombre cuando allá no había nada... la polémica parece ser en “cómo lo hizo” y “quien lo cuenta”...a vueltas con los cristales por donde mirar.

A continuación les transcribo dos fragmentos del libro de Danka con “opiniones” sobre Lucas Bridges.

El primero es parte del relato hecho por el alemán Karl Kraft que estuvo trabajando de cocinero en la Estancia Baker del 1924 al 28. Este testimonio es un documento inédito que lleva por título Mi estadía en Patagonia y le fue cedido a Danka por Don Mateo Martinic B.

Kraft llegó a San Julián y un compatriota le comenta que una estancia chilena muy importante anda buscando cocinero, dice Kraft:

...los esquiladores estaban en huelga de hambre debido a la mala comida; por ese motivo el administrador estaba buscando un cocinero.

Por de pronto este comentario ya sugiere bastante. De su viaje de ochocientos kilómetros cuenta Kraft a propósito de los boliches:

...Aquí se encuentra uno siempre con los nómades patagónicos, los pastores o gauchos de las estancias ovejeras. Los dados u otro juego de azar son la diversión principal. Así como es enorme, ancho y solitario el paisaje, así también las personas tienen su forma de ser característica. Valentía, toda sangre fría y desprecio de la muerte, hospitalidad a ultranza, estas son las virtudes sobresalientes de esas personas.

A continuación relata su encuentro con Bridges:

Desde la puerta de una choza vino a mi encuentro un hombre por su apariencia europeo, me saludó brevemente en español. Era inglés y administrador de la Estancia. Ya que iba a anochecer pronto, me llevó a su cabaña, me dio carne y té. Tiró unas pieles de oveja sobre el suelo, dos frazadas de lana y mi alojamiento para la noche estaba listo. Todo esto sucedió sin hablar mucho, por esos lados la gente es de muy pocas palabras.
A la mañana siguiente el administrador me introdujo en mis deberes de cocinero.

De Cochrane a Tortel
Detalladamente Kraft nos cuenta de su trabajo, cantidades de comida a preparar etc. Hace un comentario sobre Bridges, comenta su origen y destaca que habla diversas lenguas aborígenes, lo describe:

...Era un colonizador sobresaliente y un hombre de gran corazón y tremendamente abnegado...

Y esto lo decía un alemán, (quiero recordarles que pocos años antes Bridges dejo Tierra de Fuego para ir a luchar en la Primera Guerra Mundial)

Kraft cuenta las condiciones de vida:

...Si alguien se enferma, no le queda más que esperar con paciencia y resignación a que se mejore. De ahí que todos sean fatalistas

Más adelante cuenta de su partida cuatro años después:

Cuatro veces alcancé a vivir la llegada de otro año. Tuve buena amistad y verdaderos lazos con esos hombres de la naturaleza generosos y hospitalarios. Me costó muchísimo separarme de ellos y de la infinitud del país...

Danka nos cuenta que en documentos consultados en Cochrane comprobó que efectivamente Kraft trabajó para Bridges.

Y a continuación “la otra cara de la moneda”, en entrevista de Danka a Luzmila Catalán Pulgar de Chile Chico.

Dice Danka:

Pero al parecer las cosas en el Baker no eran tan idílicas como las da a entender Karl Kraft. Proseguían los problemas con los pobladores ya los dueños de la Estancia no les parecía bien que siguieran llegando nuevos habitantes a asentarse cerca de sus dominios.
Baker y Chacabuco
Ya en 1926 había en la confluencia del Baker con el Chacabuco varios pobladores, entre ellos Juan Valenzuela...

Dice Luzmila:

Yo tenía un tío que le cuidaba los animales a Valenzuela, en esos tiempos los campos eran fiscales. Los demás campos los ocupaba Mister Bridges. El no estaba conforme con que Valenzuela estuviera allí...él quería ocupar todo.

Dice mi papá que el 4 de Mayo llegaron los carabineros preguntando por mi tío. Mi papá les dijo que andaba en el campo buscando los caballos...Yo voy a ir a buscar a Alfredo y le voy a avisar que ustedes lo buscan, a lo que los carabineros le dijeron no, no es necesario, para que va a salir usted a pie si nosotros andamos en lo montado. Se fueron los carabineros y mi papá se subió a una barda alta y miró a los carabineros y de repente dice que uno de ellos se empinó en los estribos y miró hacia abajo en el río. Mi tío tenía que cruzar un brazo del Chacabuco para buscar los caballos, y dice mi papá que vio cuando se empinó el carabinero Illanes..y en eso mi papá sintió un disparo. Mi padre se asustó mucho y al tiro pensó que habían matado a su hermano. Entonces se fue para casa y le contó a mi mamá...

...Al rato llegaron los carabineros, mi papá no les dijo nada y ellos dejaron recado a mi tío Alfredo de que se presentara en la Entrada a hablar con Mister Bridges...

Gotas de sangre, un lazo y el sombrero fue todo lo que encontraron de su tío.

Dice Luzmila:

Don Juan Valenzuela le siguió un juicio a Mister Bridges, pero en este juicio el pobre viejito perdió todo su capital y no ganó nada.

Le pregunta Danka:

¿No cree usted señora Mila que lo que pasó con su tío pudo ser obra solo de los carabineros?

Bueno, no sé. Dicen que los carabineros en esos tiempos cometían muchas fechorías por su cuenta. Pero en mi familia siempre se dijo que a los carabineros que mataron a mi tío los había mandado Lucas Bridges

Cerca de Chile Chico
A continuación Danka nos ofrece otra visión de los hechos a través de una nueva entrevista a Don Cecilio Olivares Cadagán en Cochrane. Pregunta Danka:

¿Es cierto que Lucas Bridges expulsaba a la gente que se quería instalar para poblar?

No, el sólo pedía que no se poblaran dentro de los límites de la estancia, pero ayudaba a buscar campos a los pobladores en otros lugares.

Danka pregunta:

Pero se habla de que él habría mandado matar gente, incluso se nombra a uno de los Catalán ¿Qué sabe usted de eso?

Bueno, el problema que tuvo con los Catalán también lo tuvo con otros pobladores...por lo que escuché, ese hombre un poco arrebatado y no muy allegado a razones no quiso obedecer lo que se le pidió...

...el caso de Catalán fue un caso de que en algún momento llegó la autoridad a decirle que se retire, y él dijo no, no me retiro, yo soy chileno y no tengo porqué retirarme, y así se enfrentó a la policía pero no creo que el Sr. Bridges ordenara matarlo como se ha tratado de decir.

Si analizamos el hecho de la familia Catalán, asoma por ahí la solución rápida, si no se van se les manda una bala y listo...para colmo luego vuelven a visitar al hermano, dejan recado para el muerto y en la misma jugada cargan el ídem a Lucas Bridges.

Pero asimismo asoma la política de las empresas extranjeras, no entendían de banderas...puede que no supieran nada de los desmanes de ciertos individuos, pero también es bastante probable que optaran por mirar hacia otro lado

Cerro Lucas Bridges

Lucas Bridges, nacido en la Tierra del Fuego del 31 de Diciembre del 1874 (el tercer blanco nacido allá tras sus dos hermanos), criado entre Onas por un pastor anglicano al que en más de una ocasión acompañó en los primeros contactos con los Kaweskar. Hijo de un personaje capaz de escribir un diccionario Yámana, compañero de juegos y amigo de los aborígenes, hombre de acción de los que no se echan atrás al primer obstáculo.

Se me ocurre... que nuestro personaje es un “hacedor de la historia”, muy pocos son capaces de atreverse con una obra como la de Bridges y por otra parte el tesón de alguien así hace pensar en alguien “duro”, con las ideas muy claras, con lo bueno y malo que eso puede tener para terceras personas.

Nada es verdad ni es mentira, eso si parece
cierto ¿o no?