viernes, abril 20, 2007


PATAGONIA – RUTAS PARALELAS
La Uno...

y la Austral

Una nos lleva hacia El Atlántico Sur…


La otra al Pacífico Sur

Siempre un poco más lejos…siempre un poco más al Sur.

En ambos casos dejarse llevar por esos dos toboganes de ripio son experiencias que no van a olvidar.

Recuerdo las jornadas transcurridas por esos dos hilos de la tela de araña patagona



Donde la soledad viene acompañada por los cauquenes.


Recorriendo las interminables y desnudas costas atlánticas, pobladas por multitud de “habitantes”


Viendo como “las pacíficas costas” del Pacífico patagón se precipitan abruptamente vestidas de bosque hasta fundirse en las intrincadas aguas de los fiordos, en los que igualmente la soledad se acompaña de sorpresas.


Este leopardo de los mares parece preguntarse…¡¡¡que diablos hacen ustedes aquí!!!...Seguramente tiene razón, así que mejor dejemos al amigo seguir con su siesta.

¿Hacia donde seguimos?...

Por suerte esto no es problema, en ningún lugar como en Patagonia los cuatro puntos cardinales tiran de uno como imanes para ofrecernos lo mejor de una tierra extraordinaria…

Empezamos con un cartel en la Uno y terminamos con otro de la Austral que nos invita a enlazar esas “rutas paralelas” del título.

Nos vemos… por ejemplo… ¿En Bajo Caracoles?

6 comentarios:

Pamela dijo...

No sé por ´donde comenzar! Me emocionan tus fotos, y la poesía de tus relatos. No faltes a la cita, te espero en Bajo Caracoles....un abrazo patagónico

El Guanaco Volador dijo...

Pamela, no faltaré a esa cita.

¡¡¡Tan lejos, pero tan cerca!!!

Desde el Mediterráneo un gran abrazo

Diana dijo...

me sumo a los elogios. hermosas fotos!

Saludos

Diana siempre austral

El Guanaco Volador dijo...

Hola Diana, gracias por la visita.

Igualmente es un gusto visitarte desde más al Norte de lo que nos gustaría.

dianaustral dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
dianaustral dijo...

Lamente mucho lo que sucedió en Aysen.

Sinceramente espero que estes muy bien por esos lados de la Patagonia.

Saludos

Diana