viernes, noviembre 28, 2008


PATAGONIA – LA CUEVA DE LAS MANOS

Va para tres años de la apertura de este blog monotemático y resulta que aún no me había entretenido a contarles de la Cueva de las Manos, la “Capilla Sixtina del Arte Tehuelche”

Lindo lugar…

Les cuento:

Hasta el día que visitamos La Cueva solo había visto arte tehuelche en el modesto yacimiento del Cerro de los Cristales (cerca del Lago Roca) y en el depauperado yacimiento de Cerro Castillo, arrasado a escarpa y martillo (rima fácil pero desgraciadamente cierta)

Será por el hechizo del calafate pero las pinturas Tehuelches nos fascinaron, tanto es así que a la Cueva de las Manos le siguió unos años después la visita a La María, otra joya del mismo nivel, si no superior. (En los archivos del Febrero 2006 encontrarán una extensa entrada sobre La María)

La Cueva, el Cañadón del Pinturas, el entorno…todo se alía para impactar al visitante

Veamos algunos de los tesoros que alberga esta pinacoteca milenaria:


Por algo la llaman la Cueva de las Manos

Cabe aclarar que en la zona se encuentran un montón de lugares con pinturas cuya visita suele ser “privada”…



Sorprende el estado de conservación de algunas pinturas…a algunos incluso les despierta ciertas “sospechas”


Sigamos el paseo…

Además de manos, en las rocas del alero vemos guanacos, figuras antropomorfas, escenas de cacerías e incluso supuestas descripciones de lugares (los círculos parece que representan algún lago)

El “mural" continua en la siguiente imagen…


Destaca la “mano en positivo”


A la derecha una “mano de choique”

Realmente uno necesita tiempo para observar, al rato van apareciendo figuras que a primera vista se te habían escapado…


Guanacos Blancos, guanacas preñadas…

Les decía que si se observa atentamente se descubren “detalles escondidos”. Fijense en los dos guanacos blancos, a su derecha una mano blanca…observen, les acerco la imagen


Tiempo atrás usé esta imagen para dejar constancia de la ignorancia y la más absoluta falta de respeto de algunos de nuestros congéneres. No está de más volver a recordarlo…


Estos cañadones son como un museo al aire libre, un legado de antaño que es imperioso conservar…


La jornada acabó en Bajo Caracoles.

El sol…el mismo que iluminó a los artistas tehuelches se escondió tras la cordillera, la silueta del San Lorenzo se recortaba a lo lejos. El momento, el lugar y lo vivido en esa jornada son otro de los gratos recuerdos que nos ha regalado la magia de Patagonia.

3 comentarios:

SUREANDO dijo...

Preciosas las fotos.
Este verano quisimos pasar a La María, pero nos atrapó el Perito.
Para otra oportunidad será un imperdible al igual que Chile Chico y toda la zona del lago.
Gracias por estar siempre acá.

Ulysses dijo...

Graciss por mostrarnos tan preciosas fotos.


Saludos

Anónimo dijo...

Muchas gracias me sera de mucha utilidad para una clase de manifestaciones artisticas del pueblo tehuelche :), inspiro mi planificación para los niños de preescolar :)