domingo, mayo 13, 2007


PATAGONIA – SUEÑO.

Pirámides, primera hora de la mañana…Esta noche paseé en sueños con un compañero ilustre


Soñé que navegaba por Patagonia en una balsa de hielo con el Perito Moreno


En ese onírico navegar pasamos a través de ventanas para sumergirnos en reflejos de paisajes cerca del Viedma.


Vimos la cordillera “patas arriba”… (con permiso de Galeano)


Podría haber sido una pesadilla, pero no, el mármol del Chelenco nos tragó y de repente…


Aparecimos en algún lugar de Santa Cruz rodeados de manos pintadas.

Le dije al Perito:

“Maestro, en este hermoso lugar el aire huele a tristeza, esas manos parecen suplicar clemencia”.

Me miró sin responder…

Hoy solo quedan estos ecos de una cultura que mi honorable acompañante imaginario conoció.


Aún en esa fase de rápidos movimientos oculares, estábamos flotando en sepia en casa de John Daniel Evans.

Mientras el olor del té de Clery me rescataba del sueño profundo, Francisco Pascasio se desvaneció en ese 1919 bordado, eran límites sin “conflicto”… límites de hilo


Duermevela, sin querer despertar me pareció ver a Sopeña gesticulando, tratando de mostrar como es el Chaltén, ese que engaño al Perito.


Seguía vagando, dando vueltas cerca del río de las mismas hasta que un sonido familiar me despertó…


Y resultó que ¡¡¡no estaba soñando!!!

4 comentarios:

Pamela dijo...

Emocionante. Me ha llegado muy al corazón. ¡Gracias!

solo sur dijo...

el reflejo en la ventana y la cordillera patas arriba, muy buenas fotos. por supuesto las demás también. Algún día tendré que entrar en esa casa sepia, no me la puedo perder. saludos

El Guanaco Volador dijo...

Es El Guanaco quien te agradece Pamela.

Beatriz, llevo tiempo intentando volver a ponerme en contacto con Clery y esa casa en sepia, sin éxito...pero espero conseguirlo.

Ocho besos para ambas

Pamela dijo...

¡¡Yo también quiero ir a esa casa!! Quería extenderme un pokito más: Tu homenaje al Perito Moreno y a Germán Sopeña me ha conmovido. Gracias otra vez!! ah, por los besos también. Se retribuyen.