viernes, diciembre 29, 2006


PATAGONIA 07 – TIERRA DE MARAVILLAS

Apreciados amigos de El Guanaco Volador les propongo un juego:

Suban a lomos de esa silueta, déjense llevar, cierren los ojos y a la de tres ábranlos.
¿Listos?...Unoo...Doos...y...Tres...aaaale hop

...¿Dónde estamos?

Les doy una pista, estamos mirando hacia el Este y en cuatro ocasiones hemos recorrido sus “costas”...

Vale, estamos navegando por Península...nooo, no es Península Valdés, en este mar no hay ballenas.
Ahí va otra pista: Les sugiero que se den la vuelta y miren hacia el Oeste

¿Ya se ubicaron?

Creo que si, aunque aún debe haber alguien despistado... ¿Un fiordo?...no exactamente... ¿¿¿???...Creo que este tipo nos está tomando el pelo...

Les aseguro que no les tomo el pelo, otra pista miren a su derecha

¡¡¡Miii Madre!!!

Oye Guanaco me estoy mareando ¿todo esto con solo darte la vuelta?

Así es querido amigo...y para rematar mira hacia el Sur

¿Ya?

Efectivamente amigos, el Chelenko, estamos cruzando el segundo lago más grande de Sudamérica, en plenos Andes Patagones ¡¡¡maravilla de las maravillas!!!

Es sobradamente manifiesta nuestra debilidad por ese lugar, por más que lo intente nunca conseguiré describir con palabras lo que uno siente al “estar dentro de ese paisaje”. En este blog hay un montón de imágenes de los rincones de ese inmenso lago que hemos ido visitando (y que seguiremos visitando) pero por fin esta pasada primavera cruzamos ese mar de agua dulce.

Ese día fue total, primero en el trayecto de Coyhaique a Puerto Ibáñez...

Nieve y hielo subiendo el Portezuelo, donde por fin el cielo empezaba a abrirse como avisando que el gran lago estaba cada vez más cerca

Al llegar el Chelenko se había engalanado.

Como pueden imaginarse la travesía de Puerto Ibáñez a Chile Chico es un espectáculo sin igual, me pasé las casi tres horas de travesía en permanente estado de admiración, todo parece “de otro mundo”....Esa visión del Cerro Pirámide, el ver como el lago se interna entre montañas en busca del Pacífico. Momentos que eran el preámbulo de diez días de Cordillera, de Ruta Austral de...

¡¡¡No hace ni dos meses estaba por allá y ya lo estoy añorando!!!
Cruzamos el lago y una vez en Chile Chico Danka Ivanoff y su esposo Hugo Duran nos recibieron con una cordialidad insuperable. En una próxima entrega les contaré de Chile Chico y nuestros anfitriones

Empezamos este juego con una imagen del lugar donde el Chelenko tiene mayor amplitud y vamos a despedirnos desde otro lugar emblemático. Ahí a la izquierda ese mar se precipita por el “desagüe” camino del “otro mar”.

Les emplazo a seguirnos, próximamente además de Chile Chico les contaré de la Austral, de Tortel y Yungay, de un francés con campo a orillas del Bertrand, de Coyhaique, volveremos al Atlántico...de todo lo que aún nos queda por hacer...

...Allá en la Patagonia.

PD: Vaya desde aquí el deseo de un buen año 07 para todos y nuestro agradecimiento a Mar y a Matvi por sus comentarios.