jueves, enero 31, 2008


PATAGONIA – ENTRE PINGÜINOS

Seguimos en Caleta Sara y Cabo dos Bahías, hoy va de pingüinos pero antes y a propósito del comentario de Matías y el integrarse en el paisaje.

Matías suele captar “otras lecturas” de nuestras imágenes, léase guanacos blancos, guanacos corriendo por la playa…hasta la tramontana le conmovió.

Matías, esto del “integrarse en el paisaje” no es un tópico, amigos esto sucede en Cabo dos Bahías, como dirían ustedes, hartas fotos hay en nuestro blog que lo atestiguan.

Este pasado Noviembre, a la tradicional facilidad para la observación que la zona ofrece, se añadió el quilombo de la nafta (durante una semana hubo una huelga y se cortó el suministro). Además hubo tres días de lluvia con el consiguiente empeoramiento del ripio.


Estos dos factores ayudaron a que durante una semana por el Chubut no circulara con perdón…ni Dios. Imagínense pues en la zona del Cabo dos Bahías y Caleta Sara… Durante tres días solo diez personas transitamos por allá. Observen la foto, al fondo está el estacionamiento, solo había nuestra camioneta. Unos minutos antes tomamos las fotos de los guanacos cortejando…de haber tenido un buen zoom la cosa habría quedado rebien…pero solo el hecho de estar ahí en esos días y con las circunstancias mencionadas…

…bien podemos decir que en esos momentos “algo integrados en el paisaje si que estábamos”.

Si les parece hoy les muestro la primera de las visitas que hicimos a la pingüinera.


Es un lugar...hummm, ¿cómo definirlo?, ¿Qué decir de…?


Una verdadera joya de la naturaleza “pequeño rincón” en el que se concentran 10.000 parejas de pingüinos magallánicos, más tropillas de guanacos y…


con varios choiques deambulando tranquilamente mientras los skúas y sus parientas las gaviotas ejercen de depredadores.


…de repente…

Un agudo graznido transportado por el viento llegó a nuestros oídos. En el Islote Moreno cientos de gaviotines ponían música a la siesta de los lobos que viven al otro lado del islote.


Nuevamente volví a “jugar con el zoom”…prismáticos en ristre para volver a jugar a lo de ver el mundo por un agujero …


En el Cabo dos Bahías los prismáticos están algo molestos ya que la proximidad, por momentos, los hace innecesarios.


Cabe decir que estas imágenes son de una visita hecha por la tarde (a eso de las cinco) que es cuando la mayoría de los pingüinos…


Andan de regreso y la colonia está de lo más activa


Unos arreglando el nido


Entre un inacabable repertorio de “rebuznos”...


Unos practican gimnasia


Otros la toilette


Algunos practican lo que nosotros denominamos “debate”, que es cuando un grupo de tres o cuatro pingüinos se juntan y empiezan a hacer “esgrima” con sus picos. Aunque en este caso la cosa pasó del debate…


Esta vez…¡¡¡llegaron a los picotazos!!!


Claro que si andas peleando con el vecino, lo más probable es que un skúa oportunista ¡¡¡te coma un huevo!!!... (Voz en offf: Aaaaaaauuuuggg)


Y aún peor si lo que se lleva es a tu polluelo que acabará siendo plato de disputa entre “parientes”. Otra vez falta zoom, pero la bolita negra, es uno de esos hermosos polluelos que…


Con celo protegen esos pájaros bobos, que de bobos no tienen nada, al menos en el agua.


A la fiesta se añaden los “choiques residentes”...


Un grupo de guanacos se mantenía a prudente distancia protegiendo a dos chulengos.

Y bien amigos, ojala este lugar conserve la pureza que hoy nos ofrece como testimonio de que es posible hacer las cosas bien.

Les aconsejo visiten con tiempo este lugar…un lugar en el que los pingüinos…


Se despiden con una reverencia.

PD.

Borja con su sentido del humor habitual nos dejó un comentario muy divertido…Compañero, gracias y no temas por tu salud.

No es que sea House pero te aviso que el único peligro real que corres visitando nuestro rincón, afecta y muy seriamente por cierto a, como dirían por allá…la plata.

Y por si acaso, muy contrariamente a lo que es habitual:

Desde ya que en El Guanaco nos hacemos totalmente responsables de los “efectos secundarios” que puedan producirse al visitarnos. Para reclamaciones diríjanse a este pingüino…

Es muy amable y educado pero…dudo les haga mucho caso.
Continuará

5 comentarios:

Patagonialink dijo...

Guanacos:
Esplendidas imágenes. Envidiable tu siempre buen ojo fotográfico. Nada que comentar, salvo una sugerencia.
El formato de las fotos es muy grande, incluso para pantallas de 17" y ni que hablar de las de 14". Para visualizarlas, hay que usar barra de desplazamiento y algo siempre queda fuera, perdiéndose la imagen del conjunto, que a veces es tan importante como los acercamientos...
Saludos

Sureando dijo...

Queridos guanacos: vengo a despedirme, nos vamos a la patagonia. En mi blog dejé mi saludo de despedida.
Espero traer visiones mágicas de esa tierra que tanto amamos.
He recorrido su blog anotando los últimos datos.
Hasta la vuelta.
Beatriz

El Guanaco Volador dijo...

Patagonialink, gracias por el comentario, tienes toda la razón y a veces se me va la mano.

Beatriz...¡¡¡buen viaje!!!...será magnífico leerte y ver tus imágenes.

Anónimo dijo...

Hola guanacos, es el sueño de mi vida. Poder viajar a la patagonia.Estas imagenes todavia me lo ratifican, tengo que ir las imagenes son una pasada y los animales me vuelven loca. Gracias por mostrame mi sueno.
UN SALUDO.

El Guanaco Volador dijo...

Hola anónima...

No lo pienses más... a la que puedas vete a pasear por Patagonia...superará de largo todo lo que imaginas.

Gracias por la visita.