martes, enero 09, 2007


PATAGONIA – PASO DE LAS LLAVES

La primera entrega de este año la dedicamos al “ripio” y siguiendo “el hilo”, en esta segunda, queremos revisitar la ruta 265.
Ripio en mayúsculas, uno de los más espectaculares tramos que se pueden recorrer en Patagonia (que como bien saben son muchos).

Dice la Turistel:

Tramo de 122 Km. desde el Cruce del Maitén a Chile Chico. El camino es ripiado, con un tramo angosto junto a acantilados, no debe hacerse de noche...después de lluvias averigüe su estado.

El Paso de las Llaves propiamente dicho:

Es un tramo de unos 30 km. excavado en roca viva que se extiende en cornisa sobre el lago. Inaugurado en 1991 su construcción implicó un trabajo intenso...

Bueno, además de todo eso, si andan por el Paso de Las Llaves verán uno de los paisajes más alucinantes que puedan imaginar.
Para empezar decirles que esos treinta kilómetros abiertos “quemando la roca” se rebelan contra quienes lo crearon.

“Quemando la roca”, así se expresó uno de los operarios encargados de “abrir las Llaves”. Un derrumbe cortó por unas horas el camino, tuvieron que volar una roca enorme pero la eficiencia de la gente que trabajaba para abrir paso limitó nuestra espera a una tres horas... tiempo para pensar y observar.
De observar como esa “roca viva” que pende sobre tu cabeza podría derrumbarse en cualquier momento, convirtiéndote en fósil motorizado. Si observan la foto habíamos parado la camioneta en el sitio óptimo...para ser aplastados. Una vez hube tomado alguna foto me falto tiempo para llevar el auto a un sitio más tranquilizador

Tiempo para observar la inquietante estampa del lago encapotado por nubes bajas y recordar el paisaje que habíamos visto años antes ahora oculto. (En Abril del 2006 encontrarán imágenes de ese paisaje escondido)
Pero volvamos atrás, para ir observando algunos de los hitos escénicos que podrán encontrar si salen desde Chile Chico.

Muy cerca de Chile Chico este “cerro Verde”. Danka Ivanoff nos contó que este era el origen del verde adoquinado de ciertas calles del pueblo.

Cerca del Cerro Bayo un desvío de once kilómetros les llevará a Bahía Jara...no tenía mal gusto Don Cantalicio ya que el lugar es magnífico, buen campo convertido en uno de los mejores campings que hay por Patagonia.

El Cerro Bayo o Bajo esconde una mina de oro, atención a los camiones...mejor dicho a los tipos que manejan esos mastodontes, van por el ripio a toooda castaña.
Danka nos contó de un ruso que afirma que este cerro tiene “poderes”

A unos 35 km. de Chile Chico la Laguna Verde sorprende por su juego cromático

A unos 50 Km. la Garganta del Diablo, no hace falta padecer vértigo para sentir un cosquilleo en el estómago al asomar la cabeza en ese tajo descomunal (como siempre, la foto no hace honor a la sensación de profundidad que sientes al mirar ahí abajo)