sábado, marzo 31, 2007


PATAGONIA – COMENTARIO

En la entrega anterior Patagonialink dejó el siguiente comentario:

Una muestra más de la inmensidad Patagónica y su conmovedora biodiversidad… No obstante, ser una “maravillosa” imagen, no refleja cabalmente -a pesar de su espectacularidad- la majestuosidad de los paisajes de nuestras tierras australes… Ni imagen virtual ni marketing turístico. La realidad supera con creces a la imaginación del forastero, que asume con incredulidad la existencia de un territorio tan poco intervenido y mágico como este, y cuya dimensión real solo se puede apreciar en toda su dimensión, in situ…
No sé a que imagen se refiere, supongo que a alguna de las del vuelo, (lo de la biodiversidad debe ser por la cola de ballena). La cuestión es que sus palabras merecen una respuesta, la respuesta de dos locos que llevan siete viajes a Patagonia tratando de ser algo más que “turistas-forasteros incrédulos”

Apreciado Patagonialink:

Agradezco este comentario, nada mejor para reflexionar con “anzuelos” lanzados con la inteligencia del pescador. Hablas de Imagen Virtual, Marketing Turístico, Imaginación del Forastero y finalizas con un In Situ.

Te cuento nuestro punto de vista sobre:

Imagen Virtual

Has de saber que en un montón de ocasiones he comentado que las fotos nunca hacen honor al lugar, y menos las de unos aficionados como nosotros.Puede que la imágenes del vuelo suenen a virtual pero les aseguro que las turbulencias y los quejidos del altímetro de la avioneta eran bien reales.


Por no decir de la danza de esta ballena, real a la par que alimento para la:

Imaginación del Forastero

De acuerdo que la visión que uno tiene del lugar que visita como simple “pasante” es siempre limitada. En nuestro caso de ahí nos viene la necesidad que desde Catalunya volvamos y volvamos a Patagonia. Escribimos con enorme cariño de ella y me honra decir que gracias a nuestro blog hasta hubo quien creyó que vivíamos en Patagonia.
Evidentemente somos turistas, pero parece que algunos tienen una idea demasiado estereotipada del “turista”.


Marketing turístico

Desde luego no es el caso de El Guanaco, nuestra “propaganda” va destinada a cierto tipo de personas que andan bastante lejos de ese concepto que destila negativismo

En más de una ocasión me he planteado de la conveniencia de no hablar de según que lugares ya que me asalta la duda de si es realmente positivo divulgar la existencia de ciertos rincones.

Dudo que nuestro blog le interese a esa peligrosa especie de turista, coleccionista de sellos en su pasaporte, ese que en siete días va de Iguazú a Ushuaia, ese que paga en Londres, Madrid o Milán y al que los patagones le interesan un carajo.

En cambio creo que para la gente del lugar no es nada negativo que hablemos de ellos a “turistas” como nosotros, propaganda destinada al mercado del “otro turismo”. Si vamos unos cuantos de estos, menos necesidad tendrán de depender exclusivamente de ciertos operadores, “mastodontes” que acabarán exprimiéndolos.
Expongo un ejemplo:

Caleta Sara, una tarde cualquiera de primavera, de repente la población se multiplica al cien por cien y de tres humanos pasamos a seis. Llegó una visita institucional, un político, su esposa y el chófer.

Motivo de la visita: la apetencia por explotar el lugar visto el creciente interés que despierta. Los ojos de según que bolsillos ven muy lejos, (en este caso mínimo a trescientos kilómetros). Si solo se habla de plata, no quiero ni pensar lo que podría ocurrir si de los cinco mil visitantes al año pasan a cincuenta mil, (que es lo que ocurrirá si según que “Visiones” meten mano)...

¿Que le interesa más a la gente?

A – Que un operador turístico les garantice 10.000 asados al año, 20.000 pernoctaciones etc...
Puedo decir por experiencia propia que no es la mejor opción ya que el operador turístico impondrá su ley y el día que aquello esté destrozado se irá con el negocio a otra parte. De la mierda que dejarán (en el más escatológico sentido) mejor no hablemos.

B – Que a través del boca a boca (blog a blog en este caso) la gente vaya por su cuenta para practicar de verdad lo del desarrollo sustentable (ese del flamante ministerio del Chubut).
Para que esto funcione se debe pensar en ese “otro turismo” podríamos decir “democrático”, el que reparte el beneficio directamente a las personas que viven y trabajan allá y por descontado que “democrático” quiere decir “no exclusivo”.

Hay una tercera vía en lo que al turismo se refiere, “el turismo autónomo y respetuoso” y no me estoy refiriendo al mochilero, (que respeto), que desde el punto de vista del negocio (seamos realistas) no es que deje mucha plata.

A los dos humanos de carne y hueso, ilusas siluetas de El Guanaco no nos gustan las masas, no somos mochileros y las exclusividades para ricos nos producen alergia, pero reivindicamos:
Que somos bastantes los que sin alterar el lugar, TENEMOS DERECHO a conocer (como tú dices) “in situ” Patagonia.

Siete In-situs nos ayudan a dejar de ser cada día un poco “menos forasteros” y nos dan argumentos para estar de acuerdo contigo en que en Patagonia la realidad supera la ficción, es por ello que en El Guanaco:
Seguiremos contando desde los ojos del “forastero-cada vez más crédulo” de una tierra que amamos, que merece ser conocida y que al ser conocida será respetada.
El Guanaco Volador

4 comentarios:

Matvi. dijo...

Amigos guanacos:
Es posible que en vuestro primer vuelo hayan sido turistas, pero del momento en que se hechizaron y decidieron reemprender el vuelo una y otra vez, pasaron a ser patagónicos como el que más con todas las de la ley.

El Guanaco Volador dijo...

Matías

¡¡¡Cómo agradecemos tus palabras!!!

Patagonialink dijo...

Estimado Guanaco Volador:

No hay una alusión personal, ni descalificación odiosa hacia ti en particular o a otros visitantes de nuestro país… Por el contrario, mi comentario era mucho más simple que tu extensa y buenísima reflexión, aunque no por ello, la nuestra, es menos valida.

Lo de “imagen virtual” dice relación a que los forasteros -solo usado como indicativo de quien no habita en el lugar- que no han tenido la oportunidad de conocer patagonia, asumen que tras estas imágenes maravillosas que nos muestras y otras tantas más que pudiésemos encontrar en Internet, así como los “Slideshow” que puedes ver en nuestra pagina ( www.patagonialink.blogspot.com ) hay un buen porcentaje de maquillaje o retoque con Photoshop, con el propósito de hacer “Marketing Turístico”… de cautivar maliciosamente al turista y venderles algo ficticio, inexistente o irreal… sin embargo, uds. que ya son “baqueanos”, lugareños itinerantes o nativos por opción –en buena hora- perciben con absoluta claridad, que la realidad “in situ” adquiere una dimensión diferente… embriagadora, envolvente y mágica, que es mucho más intensa, toda vez que se percibe con todos los sentidos… y no se limita solamente a la vista. Y como tu bien lo expresas, las imágenes suelen darnos una visión parcial o limitada de la realidad, del mismo modo que el lenguaje suele ser pobre para describir con propiedad este extenso y prístino territorio austral… que hay que conocer.

Y uso un párrafo de tu último post: “No hay mejor descripción para esa sensación única, que la nostalgia inconfundible que invade el espíritu cuando uno deja el lugar”.

Un abrazo fraterno desde Chile

El Guanaco Volador dijo...

Hola Patagonialink

Gracias por tus palabras, igualmente un fraternal saludo