domingo, junio 10, 2007


PATAGONIA – A ORILLAS DE…
Cuando el sol empieza a alargar las sombras y la luna trata de pasar inadvertida haciendo ver que es nube…a orillas del Chacabuco.

Cuando nos descubrimos casi por casualidad en recónditos lugares… privados y prohibitivos lugares allá en Bustamante…a orillas del Atlántico

Cuando cerca de Yungay el cielo gris engaña a la lente, mientras observas una laguna que bien podría ser un fiordo en marea baja…a orillas del Pacífico


Cuando estamos en lugares de singular belleza y reciente pero intensa historia como el Puerto Bertrand…a orillas del Bertrand.



Cuando los patagones nos ceden gentilmente su tiempo, Isabel nos muestra su “milagro verde” fruto del tesón de una mujer admirable que vive…a orillas del Lago Rosario


Cuando compartimos la soledad con quien mejor sabe de ella…a orillas del mar del Amanecer


Cuando trepo por laderas entre bosques camino de algún ventisquero acompañado de nuestros cánidos y en este caso agradecidos amigos… a orillas de una laguna sin nombre.


Cuando la inmensidad nos acompaña por la Ruta 1 camino de algún lugar, disfrutando del trayecto…a orillas del mar de tierra patagón


Antes de que caiga el sol, el que al principio de esta entrada se escondía en el Paso Roballos, ahora nos despide en Península”… a orillas del Golfo Nuevo

Es en cada uno de esos momentos cuando sentiremos una vez más la magia de una tierra que nos tiene el espíritu, (como a Bourne pero en otro sentido), “cautivo en la Patagonia”

Es en esos lugares, sus gentes…de uno y otro lado de la cordillera, es ahí donde dejaré de pensar, recordar, extrañar ya que…
Solo estando en las orillas de Patagonia es cuando puedo dejar de pensar en ella.

5 comentarios:

Matvi. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Matvi. dijo...

Un cordial saludo desde la orilla poniente del Estrecho de Magallanes (a la altura de Punta Arenas va de sur a norte).

Pamela dijo...

Vamos a bautizar esa laguna en el nombre de la PAZ

PSOE dijo...

qué buenas fotos, como siempre, me alimentan las ganas de cerrar el boliche, juntar los trapos y partir. un abrazo! paola

El Guanaco Volador dijo...

Para Matías, algún día te mostraré las pobres imágenes que tengo de tu orilla, tu Magallanes, imñagenes que no hacen honor a lo que viví en tu tierra. Para ello disfruto de tu mirada.

Para Pamela, me parece perfecto...como genial me parec tu Zepelin.

Para Paola, ya mismo me apuntaba a la movida nos veniamos para el Sur, ni que sea en invierno.

Es fascinante leer tus comentarios con Danka, como fascinante son tus imágenes.

A todos ustedes, gracias por la visita.

Seguimos leyéndonos...un abrazo.