domingo, enero 29, 2006


Amerizando tras un salto

Es realmente impresionante observar ese comportamiento...suelen dar una serie de tres o cuatro saltos y luego descansan tras el esfuerzo...saltan contra el viento, saltan para huir de las gaviotas, saltan para desparasitarse, saltan por que sí...porque es divertido...un montón de argumentos para algo que no sabemos.

Al menos así se expresó Fernando, capitán del único semirígido que ese año operaba.

Navegar con Fernando es garantía de éxito... no tiene prisa, no las persigue y
las ballenas parecen apreciar la sensibilidad y respeto que les demuestra... Al año siguiente repetiríamos navegaciones con el, aprendimos un poco más y compartimos varios momentos de instructiva charla tanto de ballenas como de la vida.


Coletazos

Las hemos visto “jugar” con saltos y coletazos. Cuando una franca adulta asoma esa enorme cola dispuesta a golpear el agua el agua con toda su fuerza prepárate para ver algo sensacional.


Playa Colombo

Una mañana cruzamos la Playa Colombo... la marea se había retirado