domingo, enero 29, 2006


Gregorio (la más clara) y un amigo toman aire al unísono

¡¡¡Por allí resopla!!!...su respiración las delata, aprendes a distinguir esas nubes que se elevan del agua...antes a muchas les costaba la vida.


Punta Pardelas

En la segunda visita nos instalamos en Pirámides y empezamos a conocer algunos de los secretos que guarda Península...

Fuimos a Punta Pardelas, la marea estaba baja y las restingas eran como muelles naturales, atalayas para disfrutar de ese paisaje. Aquí y allá en el mar, una cola, unos saltos...en tierra...fósiles y más fósiles en estratos de varios metros de grosor. Ya les decía que en Patagonia la naturaleza se muestra sin pudor.