martes, enero 17, 2006


Noche de baile en Tortel

Acabamos tarde, las señoras bailaron con medio Tortel, los lugareños unos le pegaban al calimocho, otros al pisco, al scotch, el hielo del glaciar pronto se acabó…, mientras los músicos que eran del mismo Tortel animaban la cosa…les tocó suplir a los que venían de Coyhaique que al parecer se les escapó el bus…habían tomado demasiado y se durmieron.

Nosotros no íbamos a perder el bus pero al día siguiente teníamos que emprender viaje de regreso, nos habíamos alargado en nuestro viaje y no fue posible llegar a Villa O’Higgins…lástima…o mejor, ya que este será el motivo para volver, para resarcirme de esa extraña sensación que uno tiene cuando está muy cerca de algún lugar al que el tiempo te impide llegar…a vueltas con la relatividad…