jueves, enero 26, 2006


Lago Musters

Habíamos salido de Coyhaique, pasamos por Lago Blanco y en el camino paramos en Río Mayo. Había llovido y el ripio estaba complicado...el barro tiñó la furgoneta hasta la baca.
Ese día íbamos a hacer noche en Sarmiento a donde llegamos tras bordear el Lago Musters.
Una vez instalados en el hotel fuimos a pasear por la orilla de ese fascinante espejo de agua.

Otra de las cosas inolvidables de Patagonia son los atardeceres.