jueves, febrero 23, 2006


EL EFECTO PERITO

El Perito es la cara amable de las a veces devastadoras fuerzas de la naturaleza...eso tan hermoso unos cientos de metros más allá podría ser el “infierno blanco”.

No se puede negar que el teatro en el que se nos presenta es de un diseño perfecto...hay glaciares desgarbados, otros parecen cansados, agotados, unos con frente bajo, otros pequeños pero coquetones...todos siempre fascinantes pero el Perito es tan amable que tiene lo mejor de todos, lo concentra y además lo ofrece “para todos los públicos”...no hace falte ser un tipo de esos de “Al Filo de lo Impensable” para tener contacto con maravillas a priori reservadas a algunos “escogidos”.
Esa accesibilidad como ya sabemos, por desgracia está siendo utilizada peligrosamente, pero...sin querer obviarlo hoy permítanme que solo escriba de hielo...el Perito va a lo suyo.

Volver a El Calafate sin pasar a ver el Perito es como pasar por el pueblo y no saludar a tu abuelo.

El Perito fue la primera de las maravillas que Patagonia nos mostró y si la primera sensación es la que cuenta...ahora entenderán el porque bastantes años después cada día andamos más fascinados si cabe por esa tierra.

Y para acabar vaya desde El Guanaco nuestro homenaje a quien tal maravilla honra con su nombre, a Don Francisco Pascasio Moreno. Como reza en la contraportada de su libro Viaje a La Patagonia Austral...

...“Muerto el 22 de noviembre del 1919 pobre y olvidado, como suelen morir buena parte de los grandes benefactores de la humanidad”.