viernes, febrero 03, 2006



Más avanzada la primavera los machos emprenden su viaje y en las colonias solo queda algún rezagado cual guardián de las numerosas crías bien alimentadas...algunas aperitivo u objeto de enseñanza para las orcas.



Foto de Familia

Este cría era realmente joven, debía tener pocos días...en más de una ocasión por no separarse de su madre corren el peligro de ser aplastadas por los machos en celo.

Más tarde mientras contemplábamos la puesta de sol, vimos tres aletas de orcas... con prismáticos las vimos bien pero solo fue un momento...y siempre ha sido así...un momento...otro aliciente para la siguiente visita.